Menú Spanish

Ondas de Presión Radiales vs Tratamientos con Láser de Alta Intensidad en Esguinces Agudos de Tobillo

Carlos Leal, Arnold Fernandez

Fenway Medical, Colombia

COLOMBIA

Reduce el uso de medicamentos

HIL_Study4

El Láser de Alta Intensidad reduce significativamente el dolor y el uso de medicación.

Dispositivo y empresa productora

Dispositivo BTL-6000 Láser de Alta Intensidad; Dispositivo de Ondas de Choque Radial BTL-5000 SWT Power

Introducción

Los esguinces de tobillo son lesiones comunes en la traumatología del deporte. Se clasifican en primer grado si no hay una rotura del ligamento colateral, segundo grado si hay una rotura parcial; y de tercer grado, si hay una rotura completa con la inestabilidad. Los esguinces de segundo grado son la forma más común y generalmente se tratan con inmovilización parcial o aparatos ortopédicos, control de la carga y medicación. El tiempo de recuperación normal es de cuatro semanas. El Láser de Alta Intensidad y la Terapia de Ondas de Choque Radiales son dos enfoques no invasivos usados previamente en el tratamiento del dolor musculoesquelético. Se postula que el uso de estas técnicas puede reducir el tiempo de recuperación, mejorar el control del dolor y reducir la medicación en esguinces de tobillo de segundo grado.

Métodos

34 pacientes con un diagnóstico de esguince de tobillo de segundo grado con menos de cinco días antes de que se incluyeran en este estudio. Todos los pacientes fueron evaluados por un cirujano ortopédico, y los rayos X se registraron como normales. Todos los pacientes fueron tratados con el protocolo convencional de aparatos ortopédicos, muletas para carga parcial, Etoricoxib de 120 mg una vez al día y Paracetamol cada 6 horas si era necesario. Los pacientes fueron divididos aleatoriamente en tres grupos: Grupo 1: (11 pacientes) con 4 sesiones de Láser de Alta Intensidad (LAI) en 10 días, aplicando 3000 julios de energía; Grupo 2: (11 pacientes) TOCR con la Terapia de Ondas de Choque Radiales, 2 sesiones en 10 días, aplicando 4000 ondas de choque a 2 - 4 bar de energía y de 6 a 12 Hz de frecuencia. El Grupo 3 (12 pacientes) era un grupo de control y no recibió terapia láser ni ondas de choque. Los grupos de tratamiento 1 y 2 recibieron el tratamiento sobre la parte anterior del ligamento lateral externo fibulo-astrágalo. Los pacientes fueron evaluados con una escala analógica visual en reposo, postura y marcha, una puntuación de Roles y Maudsley funcional y la cantidad de medicamento que se utilizo, a las 3, 6 y 12 semanas después del tratamiento. Todos los pacientes firmaron un formulario de consentimiento, y se registraron los efectos adversos.

Discusión

El uso del Láser de Alta Intensidad (LAI) o la Terapia de Ondas de Choque Radiales (TOCR) mejoró tanto el control del dolor como el uso de medicamentos en nuestros pacientes. El efecto del LAI fue significativamente mejor en nuestro estudio que el tratamiento convencional y el uso de la TOCR. No hubo diferencias en las escalas funcionales. Los pacientes se quejaron de dolor moderado durante el tratamiento en el grupo de TOCR. La seguridad fue confirmada ya que no aparecieron complicaciones.

Conclusión

El uso de la Terapia con Láser de Alta Intensidad podría ser utilizado como parte del protocolo de tratamiento para el esguinces de tobillo de segundo grado, ya que reduce el dolor y el uso de medicación de manera significativa. La Terapia de Ondas de Choque Radial también mostró algunos efectos, pero tiene más pruebas en las tendinopatías crónicas. El papel del LAI en lesiones agundas o tendinopatías y el de la TOCR en tendinopatías crónicas, parece ser positivo y se debe prescribir de forma independiente, como parte de los protocolos de tratamiento, al ser no invasivo y sin complicaciones reportadas.

Más estudios profesionales

Escoja su idioma

Cerrar notificación